ETAPAS GR 99  
   
 
 
   
EL EBRO EN PROFUNDIDAD  
   
 
   
INFORMACIÓN  
   
 
 
 
 


  etapas

 
 
 
 
 
 
El ebro en profundidad
 Categorias El ebro en profundidad > 2. Espacios de interés natural > 

2.9 Sotos de Baños de Ebro > 

La palabra soto procede del latín saltus y hace referencia a una arboleda junto al río. Los islotes de tierra que han quedado en medio del cauce, colonizados por el mismo tipo de vegetación riparia, son las mejanas. Debido a la fuerte presión humana, sotos y mejanas no forman un corredor continuo, sino que aparecen aislados formando hábitats insulares.

En las riberas los suelos son diferentes, pues se organizan por depósitos aluviales. La humedad es un recurso abundante y permite el desarrollo de especies caducifolias, pero la influencia de las avenidas también es fundamental, ya que arrastran vegetación y producen inundaciones, constituyendo otra de las presiones ambientales a las que hace frente esta flora. Tanto la disponibilidad de agua como los efectos de las avenidas decrecen conforme se dejan atrás las márgenes, por lo que las comunidades vegetales se disponen en franjas según su resistencia. Todas ellas protegen las orillas del cauce ante la fuerza que ejerce la corriente y encierran un gran valor ecológico. En Baños de Ebro destacan El Soto y La Regadusa, en la orilla izquierda, y Barbarroja, El Montecillo y La Isla, en la derecha. Estos espacios cuentan con una buena representación de vegetación ribereña: alisos, álamos blancos, chopos, fresnos, sauces y un tupido sotobosque arbustivo, junto a una diversificada fauna: rana, sapo, culebras viperina y de collar, ánade real, ruiseñor, curruca, carbonero, pito real, cuco, etc., todo ello declarado Zona de Interés Preferente según el Plan de Conservación de Riberas del Gobierno Vasco.  

Atrás

Etapas asociadas:



 

© 2008 Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino
Plaza de San Juan de la Cruz, s/n 28071- Madrid Telf: 91 5976000